Artículos y colaboraciones

Meridianos Vejiga Riñón

Esta vez hablaré de la importancia de otros dos resonadores que también se localizan en el pie y que son la llave de apertura de otros dos Vasos Maravillosos.

Según la antigua tradición de la Medicina China son cinco los reinos que mueven toda la energía del cuerpo, generándose unos a otros para conseguir el equilibrio. Según el orden en que lo hacen son:

El Agua que engendra la Madera, ésta a su vez engendra el Fuego, éste a la Tierra, ésta al Metal y éste nuevamente al Agua, formando así un círculo de creación.

Pero las fuerzas que más influyen para mantener el equilibrio natural serán las que se establecen por dominación, fuerzas intergeneracionales, donde el abuelo ejerce el control sobre el nieto. Por tanto el Agua ejerce su control sobre el Fuego (porque lo apaga), éste sobre el Metal (porque lo funde), éste sobre la Madera (porque la corta), ésta sobre la tierra (porque hunde sus raíces en ella) y ésta sobre el Agua (porque la absorbe).

Cuando las fuerzas establecidas fallan y los órganos no pueden gobernar bien sus reinos, aparece el desequilibrio.

En la reflexoterapia podal incidimos sobre tres de esos reinos ya que sus meridianos empiezan o terminan en el pie.

El primero de ellos es el Agua:

Este elemento es donde se inicia la Vida. A él pertenecen los meridianos de riñón (órgano yin) y vejiga (órgano yang). Se relaciona con la climatología del frío. Controla los huesos, por eso a medida que envejecemos y vamos perdiendo la fuerza con la que vinimos a la vida el hueso se va deformando y desgastando. Su color es el negro, el sabor el salado y el órgano de los sentidos el oído (al envejecer se pierde audición). La emoción que controla es el miedo.

En el riñón reside la responsabilidad del propio destino, cuando el hombre no se comporta acorde a ese destino, cuando se deja invadir por la duda, aparece el miedo.

Meridiano de Riñón:

Nace entre el punto reflejo de Plexo Solar y el de riñón, en la planta del pie (1R). La estimulación suave y rítmica de este punto produce una gran relajación, sobre todo en el diafragma, permitiendo que la respiración sea más profunda. Ayuda a la persona a conectar con ella misma y abre la puerta hacia los mecanismos homeostáticos del cuerpo.

La función del meridiano de riñón es conservar la esencia vital y distribuirla por todo el cuerpo, recoge los excesos de energía de los órganos y los almacena a modo de depósito para cuando sean necesarios por déficit en otros. El problema es que si el riñón no tiene suficiente esencia vital, cuando le demanden energía, suministrará de su propia esencia, provocándole un gran desgaste.

Cuando la energía de este meridiano baja, una de las primeras manifestaciones que se tiene es dolor en la región lumbar.

El punto 1R es un punto Shu que se encarga de transportar y regular toda la energía que necesita el organismo para producir la vida, su nombre como tal es “Fuente floreciente de la tierra”. Este punto coincide con el principal chakra del pie por el que nuestro cuerpo toma la energía de la tierra elevándola y distribuyéndola por todo el organismo. También es por donde libera la energía que desciende desde la cabeza hacia la tierra.

Puntos de este meridiano que coinciden con zonas reflejas son:

2R coincide con la zona refleja de vejiga.
3R con la de sínfisis púbica, punto muy doloroso cuando hay problemas de ciática y lumbago.
5R con la zona refleja de matriz en las mujeres y de próstata y testículos en varones.

De especial importancia es el 6R por ser un punto resonador que abre uno de los canales o Vaso Maravilloso. Su nombre es ZHAOHAI: “Mar Luminoso”. Es el resonador de apertura de YIN KEO: “El Abismo del Agua”, su función es equilibrar y dar forma al yin del cuerpo. Interviene en la función del sistema genital, en la regulación del ciclo menstrual y en evitar que se estanquen los líquidos, por tanto se relaciona con el funcionamiento de los riñones, la eliminación de la orina y la tensión arterial.

Meridiano de vejiga:

Termina en el dedo más pequeño, junto al lateral externo de la uña donde se localiza el punto 67V. Por el lateral externo del pie se pueden encontrar y estimular algunos de los puntos de este meridiano.

La vejiga se encarga de eliminar el último residuo de agua. Es el canal más largo de todos los meridianos, comienza en la zona orbital del ojo, recorre la cabeza hacia la columna vertebral, baja por donde se sitúan los músculos paravertebrales, después por la cara posterior de la pierna y termina en el dedo pequeño del pie. Este recorrido tan largo y por zonas tan importantes nos da una idea de su trascendencia, ya que en sí mismo contiene la información de la totalidad.

Puntos que coinciden con zonas de reflexoterapia podal son:

65V coincide con las zona refleja de los nervios del plexo braquial (que controlan brazo y mano).
61V que coincide con la zona refleja de ovarios en la mujer, y la zona refleja indirecta de próstata y testículos en los varones.
60V coincide con la zona refleja de cadera.

De especial importancia es el 62V cuyo nombre es SHEN MAI: “Pulso del Inicio”. Es el resonador de apertura de YANG KEO: “La Luminosidad del Fuego”. Su función es establecer el equilibrio entre las energías yang del sujeto tanto en el lado derecho como en el izquierdo del cuerpo. También contribuye a la distribución del agua por el organismo permitiendo su eliminación y renovación.

Por lo tanto cuando trabajamos con la reflexoterapia podal también estamos utilizando puntos de meridianos que ayudan al equilibrio de todo el organismo y estimulamos estos dos Vasos Maravillosos que tienen una importancia vital.

Carmen Benito
Licenciada en Biología
Directora del Centro de Bioestética Carmen Benito

Buscar en el Sitio

Login

Quién está en Línea

Hay 126 invitados y ningún miembro en línea

Comparte tus Ideas

Si tienes algún tema o artículo que aportar
Enviar Articulo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Politica de Cookies

Acepto